Calzado de montaña cuidados varios Actualizado el 15 Jul 08:49 , 0 comentarios

Luego de utilizar nuestros zapatos de montaña hay algunos hábitos que debemos adoptar:

  • Limpiar los zapatos luego de una caminata, puede ser como un cepillo y un poco de agua.
  • Luego de la caminata retire las plantillas, estas podrían encontrarse húmedas y a su vez permitirá que el zapato seque mejor.
  • No exponga el calzado al calor excesivo, almacénelos en lugares a temperatura ambiente.
  • Cuando el calzado pierda la impermeabilidad, lo puede restaurar comprando un impermeabilizante para zapatos en alguna tienda local. (la tienda payless normalmente vende este producto)

Cuando las botas de montaña son nuevas.

  • Lea las instrucciones del fabricante, siempre dan recomendaciones específicas del cuidado del calzado.
  • Normalmente el calzado nuevo ya viene tratado con impermeabilizante y no hace falta darle un tratamiento extra.
  • Antes de realizar caminatas largas en sus nuevas botas, tómese el rato para caminar en ellas por varios días hasta estar seguro de que te sientes confortable en ellas.
  • Si hay alguna parte del cuero de la bota que no se ha ajustado correctamente, podrías intentar aplicarle acondicionador a ese punto en particular.

Consejos sobre secado.

  • Permita que las botas se sequen a temperatura ambiente. Acelerar el proceso no es recomendable para el calzado, en particular el fabricado con cuero.
  • Retire las plantillas y déjelas secar por separado de las botas.
  • No coloque el calzado mojado sobre fuentes de calor alto, pues tiende a debilitar los adhesivos utilizados en el calzado moderno, además de convertir el cuero en quebradizo o que este se encoja.
  • Método recomendado de secado: Colocar las botas en la trayectoria de un ventilador a temperatura ambiente.
  • Si no tienes un ventilador puedes intentar rellenar el calzado con papel periódico y cambie el papel cada hora para absorber la mayor cantidad de humedad. Las botas secan más rápido cuando estas se colocan al revés.

Luego de una caminata siempre debes sacar el rato para cuidar tu calzado, si por algún motivo te encuentras muy cansado al finalizar la caminata al menos debes de hacerlo al día siguiente. Con cada paso las partículas de polvo pueden ir penetrando el cuero o tela del calzado,haciendo un efecto de lija. Si le dejas el barro este puede succionar la humedad del cuero mientras este se seca, lo que produce que el cuero sea menos flexible.