El Quetzal - Costa Rica Actualizado el 18 May 10:09 , 0 comentarios

quetzal costa rica

El Quetzal sin duda alguna es un ave que nos asombra y con el tiempo cada día más los costarricenses y visitantes, le toman más cariño a este resplandeciente ave con su plumaje único, pintoresco y lleno de vida.

Los lugares de  Costa Rica para disfrutar del avistamiento de quetzales en su plenitud  son principalmente: Monteverde, San Gerardo de Dota y Parque Nacional los Quetzales; entre otras regiones del país a lo largo del territorio nacional. La imagen de este post fue tomada en la zona de Monteverde.

En Costa Rica la población de Quetzales se ha logrado mantener gracias a los proyectos de conservación tanto gubernamentales como privados, además que muchas comunidades cada vez más se unen para promover la protección de la vida silvestre de nuestras selvas tropicales, muchas están entiendo que un equilibrio en la conservación combinado con el turismo ecológico y rural, permite un balance para que los pobladores puedan subsistir junto la vida silvestre que los rodea.

El quetzal es un ave que pertenece a la familia de los trogones, de las regiones tropicales de América, principalmente Mesoamérica. Originalmente, la palabra quetzal se aplicaba únicamente para el quetzal resplandeciente, Pharomachrus mocinno, el famoso quetzal de cola larga de Centroamérica, el ave símbolo de la República de Guatemala. La palabra quetzal tiene su origen en el náhuatl quetzalli, que significa “cola larga de plumas brillantes” o “cola cubierta de quetzal”.

Es considerada un ave omnívora con la capacidad de comer frutos y carne. Sus alimentos preferidos son los de la familia del laurel y el aguacatillo. Entre sus presas podemos encontrar lagartijas pequeñas, larvas, ranitas, hormigas y avispas. Se considera que el quetzal es un ave de gran importancia, permite la distribución de semillas a lo largo de la selva, ayudando a la reforestación de bosques y selvas tropicales.

Principalmente por las mañanas los machos lanzan un fuerte silbido con una frecuencia entre 5 a cada 10 minutos con el fin de comunicarse con otros de su especie. La hembra también realiza un canto pero con menos intensidad que el macho.

La temporada de reproducción es de marzo a junio. El macho realiza cantos, silbidos y muchas danzas en el aire para llamar la atención de la hembra. El nido lo construyen entre los 5 a 30 metros de altura, justo con la forma y tamaño necesario para que la hembra ponga sus dos llamativos huevos de color azul claro.

Alrededor de los 18 días después, nacen los pequeños quetzales con sus ojos cerrados. Pasan los días, los pequeños crecen y cubren su piel de plumas hasta que estén listos para que su padre les dé clases de vuelo. Un dato curioso del quetzal, es que se considera monógamo además que una vez que crecen  mantienen contacto con sus padres.

Llegan a medir de 35 a 41 centímetros desde su pequeña cresta hasta la base de su cola y alcanza un peso que oscila entre los 178 a los 208 gramos. Sus colas son espectaculares, pueden alcanzar una longitud de 64 centímetros de largo aproximadamente.